Archive for the ‘Varios’ Category

Un Ser Humano entre las estrellas

9 junio, 2008

Hoy me pregunto qué es el HOMBRE (y no voy a caer en la diferenciación de hombre-mujer, tomémoslo por su significado neutro, es decir, perteneciente a la raza humana).

Un ser humano nace, por regla general de otro ser humano (¿o hablaríamos de sera humana?), con la colaboración de un tercer ser humano, salvo casos puntuales en los que una paloma se encarga de esto último, pero casi suena a milonga, pero hay gente que lo cree y a mi no me importa reflejarlo. La ciencia es de meridiana claridad respecto al tema. Claro está que la ciencia no tiene respuestas para todo, pero, me da que prefiero el método científico al método Yahya Jammeh, del que Nach dem Chaos ofrece su particular visión.

Un ser humano se desarrolla. Pertenece a esa clase de cosas que se modifican en el tiempo. Y como el tiempo tiende a fluir (por lo que nos dice la ciencia) hacia un solo sentido, pues resulta que envejecemos en vez de rejuvenecer. Es decir, nos vamos “oxidando”, burdamente hablando, en sentido de chapista, pero no sólo en ese sentido, sino tambien en sentido bioquímico. La oxidación de los nutrientes tiene la mala costumbre de producir diversos efectos adversos. Y que sepamos, las células humanas tienen la mala faena de estar diseñadas con una apoptosis, o muerte celular programada. Y discutir ahora sobre telómeros es demasiado. Resumiendo, que el desarrollo nos prepara para una muerte anunciada desde el momento de nacer.

Un ser humano se reproduce. Eso es evidente. Menudo gusto da hacerlo. Y es que la naturaleza no nos puso los receptores de placer en la punta de la nariz, porque esa especie que lo hizo así, se quedo en el jurásico, por andar todo el día tocandose la nariz mutuamente en vez de estar haciendo seres de dicha especie, cuantos más mejor. Todo es claro. El ser humano, que se muestra férreo en la defensa de su posición de superioridad con respecto a los demás seres vivos (el ser humano no es un animal, es el cúlmen de la creación, heredarás la tierra, te alzarás sobre las bestias…), no hace otra cosa que invadir su medio, sin control alguno, diezmando las demás especies, los recursos naturales, hasta que estos desaparecen o son sustituidos por otros seres, insensibles a nuestros intereses, o productos químicos no utilizables (incluso dañinos para el ser humano). Y sigue reproduciéndose. Otros ya se han dado cuenta de que somos demasiados, y se ha teorizado sobre que va a pasar cuando nuestro planeta albergue más almas vivientes de las que puede soportar. Yo no me atrevo a hacerlo, puesto que el ser humano ha demostrado en muchas ocasiones que es un lobo para él mismo (pobres lobos, mala fama han criado entre los humanos), y mirar más lejos me llena de un profundo resquemor.

La muerte como final. O como principio. El qué del principio no está claro. Pero nos lo venden cojonudo. Me viene a la mente la imagen de una serie de personas, tirando de unos odres gigantes de agua, mientras otras caminan a su alrededor, fustigándolas con crueles látigos (unas veces) y dulces mentiras (otras), prometiendo descanso al llegar al final de un camino que nadie conoce a ciencia cierta (que expresión más evocadora, nombrar a la ciencia en esto). Algo que se nos oculta, que se nos priva desde niños, que asumimos con la edad, pero que se ve como algo negro (más negro que la muerte, todo tiene solución menos la muerte,…). Al menos en el ámbito en el que vivo, más o menos esa cultura que llaman occidental con tintes mediterráneos (cada día menos, hasta que la devoren como si de una hamburguesa extra se tratara).

Hasta aqui puedo leer. Mañana seguiré reflexionando mi porqué, el sentido de la vida, según el que teclea. Y es que la vida…, la vida es un milagro:

Pd: maldita banda sonora. Puedo tararearla incluso dormido.

Pd2: Kusturica es un genio. Y en esta película uno se enamora de la vida, si o si.

De las cosas que interesan en la vida…

22 abril, 2008

Hoy me he levantado de la cama con una obsesiva idea rebotando en mi cabeza. Cuando esto sucede, trato de ocultarme del mundo que me rodea, pues mi mente interpreta cualquier acto en derredor como teniendo relación con la maquiavélica “idea obsesiva”. Sé que abrir una nevera en nada tiene relación con este estado mental tan mío, pero, aunque la razón salte y maldiga, se abren puentes en mi mente que los relacionan de forma muy convincente, creando ideas absurdas derivadas de esa primaria.

No es extraño que en esta suerte de aflicción mental pueda relacionar tranquilamente una zapatilla con El escritor Franz KafkaKafka, o el azul con la mantequilla. Esto, lo sé, debería preocuparme, pues algún día podría meterme vestido en la ducha, o con algún aparato eléctrico (lo que, obviamente, resultaría más trágico, pero menos vergonzoso…). Sin embargo, dicho lo lógico, que se abra a la mente la realidad que en mi se posa. No me interesa ponerle coto, pues es un estado interesante, pues conservando la fría y potente lógica, ésta se ve vencida, claudicada frente a esas ideas Pues eso aberrantes. Cuando pasa el cuadro, no más de diez minutos, puedo reflexionar sobre lo acontecido, y sobre las vueltas que puede hacer la mente racional tratando de explicar lo que se piensa. Es un concepto abstracto, pensar en lo que se está pensando, pero no es complicado. Uno puede pensar mal de si mismo cuando se descubre pensando en algo que no debería.

La aparición de estas ideas es enormemente escasa, pudiendo ser incluso un cuadro pseudoonirico, en el que aún no se ha activado la conciencia de forma adecuada, pero lo que está claro es que la memoria funciona, y la razón también, aunque sin posibilidad de actuación o inhibición de otras ideas o actos.

Curioso es también el por qué me interesa este tema. ¿Hasta que punto somos dueños de lo que pensamos? ¿Organizo yo, como ser individual (aunque biologicamente hablando lo más apropiado sería verme como un ecosistema completo de seres microscópicos), la información que me llega por los sentidos y la almacenada en la memoria a largo y corto plazo, de la misma forma que los demás seres humanos? ¿Qué es el interés humano? ¿Por qué dedico mi tiempo a este pequeño ensayo o a pensar en estos sucesos de mi mente? ¿Acaso no hay cosas mejores en que pensar?

Pues para pensar en el interés humano, que puede ser variado, aquí os dejo tres cosas que, no se hasta qué punto, podrían ser universales en cuanto a las preguntas que se hace el ser humano medio (que no medio ser humano).

Me migro de MSN a WP (WordPress… tarugos)

26 enero, 2007

Pues eso, harto de las limitaciones que la buena gente de MSN me pone a la hora de crecer, me vengo a un espacio más amplio.

Muchas más “mariconadas” de esas que os gustan tanto (vaya tela…) y alguna que otra foto interesante.

Bienvenidos.